El efecto WOW comienza contigo

Oímos y hablamos sobre el efecto WOW, de forma recurrente. Es un tema que casi nunca falta en mesas redondas, grupos de networking o foros de discusión de nuestro sector.

Igual de recurrente es la pregunta sobre qué entendemos como efecto WOW en los eventos y cómo lo podemos lograr: ¿con tecnología? ¿un video mapping? ¿un holograma? Haciendo una reflexión algo más profunda, me pregunté a mí misma, ¿y si es más sencillo?

A estas alturas sabemos que los eventos se organizan por y para personas. Para una audiencia determinada, acuda o no y con unos recursos limitados, visibles o no.  El event manager se encargará, con su trabajo, experiencia y conocimientos, no sólo de que todo salga y funcione, sino de que todo salga y funcione bien.

A este mix, resulta imprescindible añadirle dos ingredientes fundamentales que nos darán la receta del éxito: la ilusión y la pasión. Esto es aplicable a todo lo que hagamos en la vida, ambos ingredientes enriquecen cualquier acción, aventura o desafío que se nos presenten. Pero en nuestro sector, nunca pasan desapercibidos. Allí donde se invierte pasión encontraremos cosas que destilan corrección. No debemos dejar de mostrar pasión e ilusión en nuestros eventos, ni avergonzarnos al compartirlos. En mi opinión, es precisamente ahí donde comienza el efecto WOW de los eventos. En la capacidad de transmitir, compartir y contagiar la pasión por lo que hacemos, creando eventos mágicos que cumplen sus objetivos,  fruto del trabajo ilusionado de muchos profesionales, de muchas personas.

Stakeholders internos

El event manager deberá tocar con la varita de la ilusión a cada compañero de viaje en cada evento para aunar diferentes esfuerzos, una gran variedad de conocimientos, habilidades y experiencias,  que bien orquestados compondrán un evento lleno de efecto WOW. Algunos de estos compañeros de viaje destacados son los también conocidos como stakeholders internos. Sin ellos, difícilmente sucedería la magia. Estas son las personas con las que debemos contar y a las que debemos contagiar ilusión y pasión. Y comprobaremos que una vez logrado, todo funciona como una cadena. Porque si algo hemos aprendido, es que las emociones se contagian y que este contagio se extenderá desde el principio hasta el final de toda la cadena, en una suma casi infinita, tocando desde el primer eslabón hasta el último;  clientes, partners o compañeros, sin olvidar a las agencias y proveedores.

Los event managers tenemos que ser plenamente conscientes del juego que desarrollan estos dos elementos. Nunca será lo mismo compartir el briefing con la agencia que nos acompañará en la consecución de nuestros objetivos, con pasión que sin ella. Es esto lo que marca la diferencia. Tenemos que potenciar nuestra capacidad de ilusionar que se traducirá en pequeños o grandes efectos WOW. Por eso hay veces que en mitad de un stand, aparece un food truck para disfrutar de un café, o que el cierre del evento lo realice una compañía teatral de improvisación que nos cautive. Nunca tendrá el mismo efecto recibir una invitación en la que compartamos la ilusión de volver a vernos, que una en la que simplemente indicamos que nos veremos un día a una hora.

Como remate de toda esta experiencia, hay un componente visual, sensorial, musical, operístico, de contenido… que sin duda contribuye a que el efecto WOW implosione. Pero no será igual, no se obtendrá el mismo resultado si tú, que creas, tú, que piensas en el objetivo del evento, tú,  que compartes ideas, tú,  que presentas propuestas, tú,  que crees en lo que haces, no te esfuerzas por contagiar esa ilusión y pasión que sientes por este mundo al que te dedicas. Todo empieza contigo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on facebook
Share on whatsapp
Share on telegram

Otras noticias

Recientes

La Zambra te espera esta Navidad

Entre los muchos secretos de La Zambra están la deliciosa gastronomía, el entretenimiento y el espíritu festivo.  En esta época tan entrañable, descubre un paraíso escondido en la Costa del

CINCO CLAVES PARA HACER TU EVENTO MÁS SOSTENIBLE

La sostenibilidad en su sentido más amplio abarca desde los aspectos vinculados al desarrollo social y económico, hasta la responsabilidad medioambiental. Aplicar criterios que proporcionen un correcto equilibrio entre estos diferentes ámbitos, tendría que ser uno de los objetivos principales para los organizadores de eventos.

Andalucía destino de grandes eventos deportivos

Andalucía se ha posicionado este último año como uno de los destinos preferidos a la hora de albergar grandes eventos deportivos. Entre ellos destacamos los dos últimos, la Davis Cup by Rakuten que ha generado un

¿Aún no eres socio?

Si eres Event Manager y quieres formar parte de la EMA, no lo dudes, inscríbete de forma gratuita a través de nuestro formulario y empieza a formar parte de la asociación más numerosa del sector eventos.

La Asociación que agrupa a los Responsables de Eventos Corporativos de España.